BID llama a incrementar aptitud portuaria de Chile y hacer mejor infraestructura ferroviaria

De acuerdo con un reporte del organismo, Chile exhibe una particular debilidad en el sector transportes. Además, recalca las adversidades en la aptitud de idealización y ejecución, por ejemplo cosas, por los largos procesos de aceptación que combaten los nuevos proyectos.

Aunque hace aparición sobre el promedio regional en los distintos sectores, Chile aún tiene deudas en infraestructura. De esta forma lo apunta el estudio “Construir chances para crecer en un mundo”, anunciado hoy por el Banco Interamericano de Avance (BID), donde además de detallar los retos que se combaten en todo el país, entregan una receta descriptiva de las acciones que se tienen la posibilidad de tomar.

Antes que nada y de forma general, el organismo multilateral impresiona sobre los cuellos de botella que hay en infraestructura, resaltando la desaceleración en la inversión. A su juicio, este ámbito “refleja las adversidades en la aptitud de idealización y ejecución”, en vista de los “largos procesos de aceptación para proyectos nuevos y una eficacia baja en el área de construcción”.

Proposito difícil de cumplir en transporte. El estudio desmenuza por área la circunstancia nacional, recalcando que la brecha más importante se produce en transportes. A su vez, en este campo la más grande debilidad está en la logística, con los ferrocarriles que tienen la “calificación más baja en infraestructura de calidad”.

De hecho, en el momento de ofrecer resoluciones en el sector mencionado, el BID parte por indicar que en Chile es exacto “mejorar la calidad del sistema ferroviario y modernizar la composición de la organización de la Compañía de Ferrocarriles del Estado (EFE)”. De igual modo, afirma que se tienen que garantizar las conexiones ferroviarias, especialmente entre puertos y zonas de producción.

Lo relativo a los trenes es solo una sección de los consejos dados por el BID en el área mencionado. Complementariamente, llama a incrementar la aptitud portuaria, eso tiene dentro los puntos de atraque “para ordenar a buques de más grande calado a extenso plazo”; considerar la liberalización del mercado de cabotaje; y desarrollar un plan maestro de transporte en localidades, teniendo en cuenta tácticas público-privadas.

Otro aspecto abordado por el organismo son las concesiones, planteando que el país evalúe nuevos modelos. Especialmente, sugiere que hay que tener en cuenta “la creación y administración de sistemas de ingreso a los puertos y la oportunidad de financiar servicios complementarios por medio de estas concesiones”, elecciones que según el estudio “hasta en este momento no fueron agarradas en los contratos”.

Otros retos. Fuera del nicho de transportes, el BID recalca que Chile enfrenta retos en el sector de telecomunicaciones y conectividad, los que se vinculan con desequilibrio regionales. Puntualmente, apunta que “es cada vez más complicado llegar a segmentos de la gente que viven en áreas despobladas con las tecnologías habituales, como líneas de cobre o cables, dada la topografía del país”.

De hecho, según documenta el mismo reporte, a 2015 se acotaba a 42% el índice de penetración promedio de las TICs en los municipios rurales, cifra lejana al 70% que muestran los primordiales centros urbanos.

El calentamiento global además trae peligros para el país que debe atender la infraestructura, con particular atención a eso que este fenómeno supone a para la región central, a juicio del BID, la más vulnerable.

En consideración de todo lo previo, el organismo completa su receta con consejos de política y de marco instituciones. En el primero de ellos llama al avance de infraestructura para el sistema de cuencas; realizar de un plan de logística para la colectividad multimodal; vincular al turismo con otras ocupaciones e llevar a cabo un plan que elimine los cuellos de botella, tanto a nivel urbano como interurbano.

Por otro lado, considera considerable que el país adopte método sistemático en la evaluación de proyectos; aumente la sincronización en las operaciones gestionadas por el área público (fundamentalmente el SAG y aduanas) y digitalizar la documentación; y -finalmente- refuerce el acompañamiento público-privado.
Los consejos

Políticas públicas

I) Avance de infraestructura para el sistema de cuencas.
II) Plan de logística para la colectividad multimodal.
III) Vincular al turismo con otras ocupaciones.
IV) Plan para remover cuellos de botella.

Transporte

I) Hacer mejor calidad del sistema ferroviario y modernizar EFE.
II) Avance de conexión ferroviaria entre puertos y zonas productivas.
III) Incrementar la aptitud portuaria.
IV) Examinar nuevos modelos comerciales de concesiones.
V) Considerar la liberalización del mercado de cabotaje.
VI) Plan maestro de transporte en localidades.

Marco institucional

I) Adoptar método sistemático en la evaluación de proyectos.
II) Digitalizar documentación de operaciones gestionadas por el Estado.
III) Hacer mas fuerte acompañamiento público- privado.

Author:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *